jueves, 10 de febrero de 2011

Ni blanco ni negro

IMG_0079

IMG_0088
Pablo, agosto de 2010, Sanxenxo.

Hoy el cielo se tiñe de negro profundo y abismal, como si se tratase de un pozo eterno, interminable, terrible, y al mismo tiempo de un blanco puro, reconfortante, esperanzador, celestial. Y todo se mezcla en una homogeneidad de color plomizo que lo cubre todo y me impide pensar con claridad.

Como siempre.

1 comentario:

soniamarpez dijo...

pura perfección en la luz. Me gusta!