miércoles, 19 de enero de 2011

Mi luto es un carnaval

IMG_0040

¿Qué hemos hecho tan mal, en qué hemos fracasado? Al fin y al cabo seguimos el protocolo. No cometimos errores, hicimos todo lo que se suponía que debía hacerse y derrochamos cuanto albergábamos en el alma. ¿Quizás fue eso? ¿Quizás nos hipotecamos estando en bancarrota? ¿Creímos tener un crédito del que no disponíamos, o que hacía tiempo que se había agotado? Sigue asombrándome esta naturalidad nuestra asumiendo la derrota, la entereza con la que hacemos borrón y cuenta nueva, la falta de escrúpulos hacia el pasado. Estas sonrisas en nuestros rostros, falsas, histriónicas, cosidas a la carne con agujas invisibles pero no por ello menos dolorosas, estas sonrisas me aterran, por mucho que yo luego, por las noches, cuando nadie me ve, llore y me desgarre. Admiro y repudio por igual el como hemos conseguido silenciar las emociones y restarles importancia, bajar las miradas y dirigirlas hacia otro lado . Quizás yo, incluso ahora, cuando nos hallamos en este precipicio ante la nada, siga haciendo las cosas a tu manera, empleando la razón, ahora que ya no importa y que nadie me lo va a tener en cuenta. Puede que sea porque, aunque en silencio, mi alma esté gritando que todavía tiene mucho de tuya y que todo lo que ha aprendido de ti ya no lo va a ignorar.

No hay comentarios: