martes, 15 de junio de 2010

Estado larvario

No tengo mucho que contar últimamente. Estoy cada día más demencialmente aburrida en esta ciudad llamada Ourense. Procuro aislarme gracias a los libros, a las fotografías antiguas, al cine, a la música, y he convertido mi habitación en una especie de santuario sagrado. De manera intermitente y cíclica aparece en mí la imperiosa necesidad de abandonar mi ciudad, de comenzar en otro lugar. Pronto volveré a hacerlo, primero en el odioso pueblo costero Sanxenxo trabajando en verano, después en Londres de beca (de nuevo) y más tarde trasladándome (quién sabe si definitivamente) a Madrid. Mientras permanezco a la espera me vuelco en la única actividad que excita mi imaginación y consigue sacarme de mi letargo: la fotografía.

bosque_08

bosque_09

detalle_04

bosque_05

bosque_04

bosque_07
Fotos que hice para Amoelbarroco hace cosa de dos meses (¡cómo pasa el tiempo!) en Ourense.

escalera

brujas

tamara_03

habitacion_02

habitacion_01
Fotografías tiradas en casa de Tamara (la chica de azul) en Salamanca, algunas de ellas pruebas para mi proyecto final que se quedaron en eso, pruebas. Febrero de 2010 (¡buf!).

3 comentarios:

ModernismAndVintage dijo...

La primera me encanta!

NubOsidad VaRiable dijo...

Alejandraaa, el aburrimiento también es necesario para crear.. no te angusties que tu futuro más próximo tiene mu buena pinta según cuentas, yo te lo cambiaba YA!
Y por lo que veo el resultado del tedio gallego es bueno, me gustan todas mucho, pero especialmente las 2 3 de las escaleras!!! La idea daría para muchoooo
Animo y FELIZ VERANO!!

LuLú dijo...

hacemos el proceso inverso entonces :9 aunque yo al final opté por Santiago. Madrid tiene tanto de todo, que es un gran sitio para ser feliz y el peor como seas infeliz. Si te subes al carro te lleva, si no..te escupe. Suerte..:)