martes, 6 de octubre de 2009

L'Orchidée Blanche

L'Orchidée Blanche

L'Orchidée Blanche

L'Orchidée Blanche

L'Orchidée Blanche

L'Orchidée Blanche

La Orquídea Blanca nos mira extendiendo sus pétalos en el agua, y encuentro cierto consuelo en ello después de tan duro día. A veces el extranjero guarda sorpresas negativas, no sólo exotismo y asombro. Se llevaron mi bolso, objeto insigne de cualquier mujer que se precie, donde se guarda todo lo necesario para la vida fuera de casa, para más inri en la que ya es mi cafetería favorita de la ciudad (no sé si decir que también del mundo). Y sin ello y todo lo que portaba me he quedado. Sin documentación, sin comunicación, sin llaves de casa, sin maquillaje siquiera. Al menos un buen golpe del destino colocó a Neila y María atravesadas en mi camino y se ofrecieron a dejarme una de sus camas la pasada noche. De otra forma no sé que hubiese hecho sin un céntimo en el bolsillo.
Pero quizás el día de hoy ha sido más frustrante. Después de comprobar que todas las máquinas en las que se pueden meter monedas (todo tipo de expendedoras y cabinas) de Lisboa no hacen su función y además no devuelven el dinero, supe que los teléfonos móvil son objetos endiablados, que los hombres de este país tienen las hormonas excesiva y desagradablemente revolucionadas y que los adoquines brillantes y otrora hermosos son muy resbaladizos cuando llueve. Sin entrar ya en más detalles, la conclusión es que hoy fue un día feo, sucio y despreciable. Mañana tengo la entrevista con la agencia de modelos en la que haré las prácticas, para entonces la racha de mala suerte espero que haya pasado y que un sueño largo y reparador en MI cama en MI casa ayuden a verlo todo con otra perspectiva.

4 comentarios:

VanessaValkyria dijo...

¡Estás haciendo las prácticas fuera? joer, a nosotros no nos dejan salir de Asturias T_T yo ya tenía pensado irme a uk pero no creo que nos dejen porque a la mujer que lleva eso dodne estudio le trae problemas burocráticos y bla bla bla (en realidad es vaga y pasa de complicarse)

Suerte entonces y suerte también con el tema del robo!

Podría ser peor... podría llover (más)

Y cuidao con las baldosas mojadas que si se mueven sin querer te llega el barro a la yugular!

A dijo...

¡Ánimo! :)

Antonio Serna dijo...

Sé como te sientes. Hace años (soy algo viejuno) en Vigo, un 31 de diciembre me robaron
mi cámara minolta y una chupa negra preciosa. Un fin de año muy triste.
La serie “La Orquídea Blanca” es fantástica. Bellísima.
Ese café que te gusta tanto es ¿Café A Brasileira?
Por cierto si algún día te pasas por Sintra no dejes de ir al “Monasterio de los Capuchos”.
Suerte en la entrevista. Hoy empieza todo.
Antonio.

Angelonero dijo...

Descubrí la serie en el Flickr de Viveka, y me parecío una sugerente puerta en la que entrar en el onírico mundo que dibujas con tu cámara, y como Alicia al otro lado del espejo seguí abriendo puertas... imágenes y palabras, algo que siempre ha ejercido una fuerte atracción en mis navegaciones. Seguiré visitando tu casa, para acompañar el café... Espero que te sonría la suerte, ahora ya toca.