miércoles, 26 de agosto de 2009

Fados después del estío

playa
Se han acabado las vacaciones. El verano también inicia su agonía. A la vuelta del paraíso (J. D., la visión del mar, no necesito nada más) comienzan las incertidumbres. Cierta ciudad antigua, mágica, arañada por los raíles de docenas de tranvías, me espera y en ella habitan un puñado de misterios. Quizás el más grande de ellos sea saber cómo me las voy a arreglar sola y pueril, tocada y hundida. Creo, después de todo, que Lisboa será un buen lugar donde empezar. Empezar a vivir. Como lo hacen los adultos.

7 comentarios:

Dr. Dargor dijo...

¿Acaso quieres decir que si me mudo a la costa y me compro un espejo estaré en el Paraíso? Tal vez, cuando me haga yo también adulto.

Raquel.J.Alves dijo...

ahhh! Lisboa que bonita ciudad ;)

Alp Delacroix dijo...

¡Suerte en tus futuras andanzas Alejandra! :)

VanessaValkyria dijo...

Espero que te salga todo bien aunque al principio tengas una sensación mitad felicidad mitad incertidumbre. Te veremos en un "españoles por el mundo" que lo se yo ;)

Alejandra Vacuii dijo...

¡Gracias a todos! Me voy a Lisboa de beca tres meses, no me traslado a vivir (al menos de momento, nunca se sabe). Me da miedito abandonar el nido por primera vez, pero ya van siendo horas :P

Dargor, espero que si cambias al espejo por Vacuii encuentres también el paraíso ;P

Elizabetha dijo...

Lisbonne mon amour!!!

Antonio Serna dijo...

Te sentará de lujo. Lisboa es ideal para vivir. Consigue una reflex analógica y disfruta de su fotogenia. Mucha suerte.