sábado, 9 de mayo de 2009

Caminos Extraños

Strange Paths

Strange Paths

Strange Paths

Strange Paths

Strange Paths

Lo más extraño que me he encontrado en un camino a día de hoy todavía no sé exactamente que era.
Recuerdo ir con mi madre en coche por algún camino rural y abrupto de altísimas hierbas amarillas y de pronto no poder avanzar porque un tronco impedía el paso. Recuerdo fijarme bien en ese tronco, y advertir algo parecido a unos cuernos, a una mandíbula desencajada. Recuerdo el zumbar de las moscas, el silbar de las avispas, el olor a carne rancia. Estar varios minutos intentando discernir que era aquello. Lo terriblemente extraño de aquella corteza, de aquellas texturas, colores y olores. Querer bajar del coche para verlo más de cerca, la negativa de mi madre. Dar media vuelta sin llegar nunca a saber si era un tronco caído, el cadáver de algún animal astado o algo quizás más extraño. Yo tenía 9 años y aquello jamás se me olvidó por la tristeza y repulsión que me causó. No puedo explicarlo aunque lo intente, pero fue una de esas experiencias que marcan un antes y un después y que se quedan siempre dentro de tí.

Y vosotros, ¿qué es lo más raro que os habéis encontrado en un camino?

11 comentarios:

vivalacocacola dijo...

Pues... Lo primero que me ha venido en mente ha sido una vez que estaba caminando por mi pueblo, con mi vecina, muy pequeñitas las dos. Bajamos la mirada y habia algo en el suelo, rosáceo, pequeño, con una forma extraña. ¡Parecía un feto! Cogimos un palo que había en un jardín de al lado, lo pinchamos dos, tres veces, y reventó, literalmente. Salimos corriendo y riéndonos, ya ves. Tampoco sé a día de hoy qué era eso.

VanessaValkyria dijo...

Que se me cruzara un oso pardo todo lo grande y gordo que es y ya anocheciendo por esas carreteras quye van a los pueblos alejados de la mano de dios.

Alcedo Attis dijo...

HUmmmm...
Eso no es un párrafo de "El Señor de las Moscas" ???

alcedo attis dijo...

Las fotos son en San Pedro de Rocas?

Alejandra Vacuii dijo...

Alcedo Attis, no y no. No he leído el Señor de las Moscas, y además es algo que me sucedió realmente. Y el lugar es Mende.

Vivalacocacola, sin duda lo tuyo fue más inquietante, qué acojone. Aunque acojone también es encontrarse con un oso pardo en medio del bosque :S

alcedo attis dijo...

JAJAJA, Alejandra. Ya sé que cuentas algo que te pasó realmente. Pero me sorprendió la coincidencia, tanto en el hecho como en las emociones manifestadas, con un párrafo de ese libro. "El señor de las moscas" era precisamente un despojo animal comido por las moscas, pero los niños que lo encontraron huyeron de miedo sin saber qué era, e hicieron muchas conjeturas...

Alp Delacroix dijo...

A mi de pequeño me causaba gran inquietud la oscuridad y el cielo estrellado cuando pasaba por esas carreteras secundarias de Castilla. Debia de ser la sensación de amplitud de que rodeaba al coche. Es una sensación que tambien me dejó un poro marcado.

Lo más que me he encontrado fue una lechuza quieta en un camino mirandonos fijamente con esos ojillos. Tardo un rato en irse, despues de dar muchas largas con el coche.

ZonZo dijo...

Que se me crucen animales en el camino nunca me ha resultado extraño (vivo en el pueblico), pero el relato de vivalacocacola, me ha acojonado...

Bueno, recuerdo que una vez vi en un camino (en la cuneta) un carricoche de niño con un raposo muerto dentro (uuggghh!!).

Espero no encontrarme nunca de los jamases a una persona tirada en medio de un camino!!!!

Alejandra Vacuii dijo...

Alcedo Attis, debo de leer el libro, pues. Ya había oído hablar de el y siempre me pareció interesante, me lo apunto para mi próxima visita a la librería.

Alp, yo incluso ahora de adulta sigo teniendo mucho miedo a la oscuridad. Si a la oscuridad le sumas un gran espacio abierto, terror puro. Totalmente inquietante.

Zonzo, encontrarse con animales en bosques y caminos rurales es de lo más habitual, pero dependiendo de que tipo de animal sea puede llegar a ser terrorífico. Lo del zorro en el cochecito es digno de foto, la de cosas que uno se puede encontrar por ahi.

NubOsidad VaRiable dijo...

JAJA yo tb me cruzo con muchos animalejos , pero no precisamente en el pueblu
sino en las carreteras mas urbanas:
primero un buitre
y después una paloma de los chulesca cruzando un paso de cebra(esto creo q ya lo mencione en mi blog)
ah, y es normal escribir algo que ya estaba escrito por ahi... a eso se le llama "CASUALIDAD LITERARIA", yo suspendi un trabajo de creacion literaria porq el profe me acusó de plagioooo y sin embargo, yo jamas habia leido al susodicho autor, ni siquiera habia oido hablar de el, pero es q somos humanos!!!

saludicoo luneros

Sally (es mala) dijo...

Yo he de decir que lo más raro que han sido dos zorras (hembras de animal zorro, dijeron los que saben) completamente acaremeladas en la puerta de un bar en medio de Trives, mi pueblo. Fue la única y última vez que vi un zorro : ) Y la única y última vez que mucha gente de Trives vió a dos hembras achucharse. Fue bonito.