martes, 28 de abril de 2009

La Santísima Soledad

Si algo he aprendido observando a la gente es que esta quiere ser feliz a toda costa. O al menos aparentarlo hasta la náusea. El infortunio es un tabú del cual nadie quiere hablar.

religious_room
religious_mirror

Yo no quiero ser feliz. Al menos no a cualquier precio.

5 comentarios:

ZonZo dijo...

Tienes razón, a toda costa. Estamos muy obcecados persiguiendo la felicidad; la buscamos por todos los medios e incluso tomamos el primer atajo que encontramos (y no suele llevarnos a donde queremos). Mi opinión es que la FELICIDAD plena no existe (sería "plenamente" aburrida). Los que existen son los momentos felices.Ésos son los que valen.

"La felicidad no es la meta, sino el camino"PD:Qué rollazo de comentario!

cannibal queen dijo...

coincido totalmente con el anterior comentario.

la gente se plantea mal la situación, así de primeras.
por eso los que buscan SER felices van que no se enteran del tema, todo el día amargados.

siempre dije que la felicidad es un estado transitorio, como la tristeza o cualquier otro sentimiento. intentar por todos los medios de alcanzarla y quedarse a vivir en ella es cagarla.

todo llega pero todo pasa.

Alp Delacroix dijo...

¡¡La felicidad no existe!! y el que dice ser feliz miente rotundamente.

alcedo attis dijo...

El mito de la "felicidad" es relativamente reciente, desde el punto de vista histórico. Lo que se buscaba en otras épocas era la "tranquilidad".

una dulce medusa dijo...

El problema no es la sole, sino tanto miedo a estar con nosotros mismos...a muchos les cuesta por eso se drogan, hacen música, sacan fotografías espectaculares...hay que tener una fuerza sublime inquietante para no aturdirse.

Saludos, hermosos trabajos