martes, 3 de febrero de 2009

Rêve en Rouge

Rêve en Rouge

Rêve en Rouge Rêve en Rouge

Maldita sea, estoy lo que se dice "harta de una misma". Digamos que no soporto ni mi reflejo en el espejo. Entre otras muchas circunstancias en las que no voy a entrar, lo que más me afecta es no avanzar, ver siempre lo mismo. Las mismas fotos, el mismo estilo, los mismos retratos una y otra vez. ¿Hasta cuando? Sé que debo de tirar abajo mis convencionalismos y volver a construír de nuevo con lo que ya he aprendido, debo hacerlo porque me apetece y para avanzar. ¿Por qué no soy capaz? ¿Qué me bloquea hasta la parálisis? ¿Qué hay en mi forma de mirar que se niega a cambiar? ¿No hay acaso fuerza mayor que la del convencimiento? Entonces, ¿por qué esta vez no funciona? Siempre he sido una cabezota y esta vez no basta. Quizás es porque me esté enfrentando a algo de proporciones inimaginables: romper la máscara que tan afanosamente me he construído, desmaquillarme y enseñar mi rostro lavado. Siento terror ante la idea de mostrarme tal y como soy, y sin embargo, lo necesito. Eso, o reviento.

4 comentarios:

p. dijo...

Take it easy maan! Todo llegará, a todos nos cuesta siempre derribar convencionalismos y erigir nuevas maneras, nuevas metas, y no sólo en fotografía. La parte racional ya la tienes conquistada, es cuestión de tiempo que lo otro venga como consecuencia.

Por cierto, ayer no viniste a la super reunión! Fuiste una de las notorias ausencias!

Alejandra Vacuii dijo...

Lo de "take it easy" no va mucho conmigo, pero tienes razón, mientras me haya dado cuenta y tenga la intención lo otro llegará más tarde o más temprano.

¡¿La super reunión?! Nadie me avisó de que era ayer, pensé que sería el fin de semana como me había informado Miro. Una pena, espero para otra estar más atenta.

tanatopraxia dijo...

pues vente a santiago a sacarme alguna foto en la bici de zombie!!! ya verás que cambio de estilo jiji


Con respecto a tu autoconcepto, ten en cuenta que es un constructo que no es estable, con lo cual va a sufrir variaciones a medida que "evolucionamos", has pasado por muchos cambios estéticos, quizás te has vuelto adicta al cambio y ahora se acabaron las opciones?

ánimo!!

Anónimo dijo...

Bajo mi modo de pensar siendo como es uno mismo se gana siempre, así nunca tienes que pensar en quitarte o no la máscara; tiene sus desventajas tambien: el miedo a mostrarte y que otros te conozcan.
Mi humilde consejo: muestra lo justo a quienes desconoces y da lo máximo a quienes te merecen confianza.
El miedo a gustar a los demás siempre es jodido, más porque al principio, cuuando casi no nos conocen tendemos a ser todos encantadores y generalmnete el encanto se rompe según vas conociendo a las personas; la mayoría resultan /amos un coñazo supremo; en ocasiones sucede al revés, siempre apetece conocer más al/a la otro/a.
Si te sirve de consuelo, en tu caso, y lo poco que te conozco ganas mucho en persona, por foto pareces más seria,fría o distante, en persona resultas un ser muy cálido.
Bueno, ahí queda este inipsicoanálisis. Un abrazo Ale, y a ver si coincidimos en sitios distintos que en la calle de paso!!.
BD