domingo, 8 de febrero de 2009

O todo lo contrario

otodolocontrario

Nosotros debemos de estar haciendo algo prohibido, algo fuera de la ley, algún tipo de rareza malévola reservada sólo para la gente de mal vivir. Nosotros debemos de estar haciendo algo muy malo para que nos guste tanto.

2 comentarios:

Alcedo Attis dijo...

Recuerdo un chiste en el que un hombre le contaba a otro:

-"He conocido a una mujer estupenda. Inteligente,simpática, guapísima, con un cuerpo escultural...".

Continuó enumerando cualidades de la joven mientras el otro asentía con indiferencia, sin prestar mucha atención.

-Y ahora, te voy a contar lo mejor: "Es de las que piensa que hacerlo es PECADO".

Al oir eso, el otro se detuvo en seco. Sus ojos se abrieron como platos, enormes y vidriosos de deseo. También su boca se abrió de pronto, y la saliva fluía por ambas comisuras. Los colmillos parecían crecer a gran velocidad. Casi sin habla, sólo acertó a decir, en voz baja y suspirando como si sufriera un orgasmo imaginario:
-No jodasssssss....

Dr. Dargor dijo...

Como puede ser que honres a un chico sencillo como yo con tanto amor? Que todo el mundo sepa que amo a esta mujer!