domingo, 11 de enero de 2009

Let it Snow! II

Me uno al entusiasmo general que provoca una contenida e inofensiva nevada. Ojala se repitiese tan bonita estampa más a menudo, porque así da gusto ir a clase, aunque te traicione algún que otro resbalón. La Faílde y alredores se vuelven mágicos teñidos de blanco.

01
Óscar no pierde la oportunidad de fotografíar a uno de los duendes de Papá Noel.

02

03
Qué frikismo tenemos todos con la nieve.

04

05
Aquí tenéis al duende en primeros planos. María también llamado.

08
Nuestra querida mole ante las inclemencias del tiempo.

06

11

07
Los alrededores de la mole también piden ser fotografiados, y yo respondo.

09
¡No podía faltar un autorretrato!

10
Jessica también se apunta a recoger imágenes de tan inusual estampa. Si es que en la Ramallosa no nieva...

12

14
¡Qué fragilidad, qué bello es el invierno!

4 comentarios:

l i p s t i c k a dijo...

Encantadoras fotos. Desde que era una niña, que no toco la nieve.
Saludos!!

Alp Delacroix dijo...

¡Con la misma ilusión salí a la calle nada más ver la nieve por la ventana! :) ¡Nunca había visto nevar! ¡Fue un día precioso"

Además hoy por aquí tambien se dejó sentir la nieve :)¡Aunque no cuajó como el viernes pasado!

Kris-Tea dijo...

Tus fotografias tienen ese toque de epoca decadente..que me encanta, muy interesantes :)

J. eMe. dijo...

Es una hermosa forma de ver la nevada de días atrás, con todo tu arte...


Un beso, artista