sábado, 4 de octubre de 2008

Segundo Acto

El espejo del pasillo de la casa de Daniel. El pasillo de la casa de Daniel. La casa de Daniel. Daniel.

Ha comenzado un nuevo curso. Creo que he aprendido más de fotografía en esta primera semana introductoria que en el año y pico que llevo sacando fotos sin saber muy bien porqué. Nunca me había planteado cosas que ahora mismo me parecen básicas como reflexionar a cerca de por qué hago esto, por qué saco fotos, o por qué me autorretrato. A la técnica me dan ganas de pegarle una patada en el trasero, y me pregunto que tendrán en la cabeza esa gente que basa su trabajo en un alarde técnico. Para mí son como matemáticos fríos y calculadores. Y odio las matemáticas. Bueno, supongo que eso tan sólo es una muestra más del hecho de que el mundo se ha dejado los sentimientos perdidos en alguna sucia cuneta. Al final las prostitutas abandonadas acaban siendo ellos.

Y con todo esto no tengo ni idea de que quería decir. Últimamente me baso más en intuiciones que en razonamientos. Una consecuencia más de tener cerebro femenino y haber nacido bajo el signo de piscis, supongo. Si hiciese lo que dicta mi razón, creo que no saldría de casa.

Ha vuelto La Gran Náusea, si alguna vez se había ido. Pero no ha venido sola. Creo que ahora estoy más cerca de convertirme en vidente que nunca. No se molesten en entenderlo, más tarde o más temprano será tan patente que se preguntarán porque no lo habían visto antes. ¡Estaba frente a mis narices y no fui capaz de verlo!, se dirán.

4 comentarios:

una niña que quiere volar dijo...

Adoro tu fotografía :)

Alp Delacroix dijo...

Nunca entendí como es posible teorizar el arte. O eres artista, y sabes expresar bien tu forma de ver a través de algún medio, o no lo eres. Es algo libre y el simple hecho de crear técnicas me parece un tiempo totalmente perdido.

En cuanto a las matemáticas, aunque son muy feas a primera vista, su aplicación es vital y además de fundamental para teorizar aspectos científicos que permiten descubrir la tierra y el universo y entendernos a nosotros mismos al fin y al cabo. Jejejeje ¡tampoco son tan malas! :P

¡Que rollo que he soltado! Estar constipado en casa un sabado noche tiene sus consecuencias psicológicas :(

Suerte con este nuevo curso Alejandra. ;D

alcedo attis dijo...

Habitualmente puede uno fiarse de las intuiciones, precisamente porque son razonamientos rapidísimos y automáticos, fruto de la experiencia. Lo que pasa es que no son "conscientes" y por ello mucha gente los considera "irracionales".

Hay una tendencia errónea a asociar irracional con inconsciente ,y racional con consciente. Hay cierta correlación, pero son independientes.
Laissez la intuition rouler...

Evil in a Closet dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con el primer párrafo que escribiste... acabo de empezar fotografía este año, y todo es técnico... y veo que hay gente a la que únicamente le motiva eso... mientras que para mí es solo un medio para conseguir el fin que quiero, que es expresar(me) con la fotografía.