viernes, 8 de febrero de 2008

Estados y estadios

No suelo prodigarme en la expresión de sentimientos y otros aspectos de mi vida privada por aquí, es algo que suelo rechazar con bastante fuerza, y no me gusta leer a la gente que lo hace ni después leerme a mi misma tras haber echado la rabia sobre el teclado. Sin embargo, a veces ayuda un poco el sacar publicamente los trapos sucios a relucir, aunque no sean expuestos con pelos y señales, con detalles hiperrealistas, o entendibles para aquellos que no saben de que va el tema. La ambigüedad es nuestra amiga, y de ella me gusta hacer uso y abuso, ya que te da ciertas libertades y licencias que otra forma de expresión no te da.

Pues bien, hoy no me apetece usarla. Hoy simplemente me apetece contar que me siento enjaulada y amordazada. Estoy frustrada hasta el extremo, el hastío me consume la moral, la creatividad, el despejo de la mente. No estoy segura al 100% de si es esta ciudad en la que vivo la que me mina las fuerzas, pero sospecho que si. Creo que se me está quedando pequeña, y no porque me crea mejor que el resto de sus habitantes, sino porque mis aspiraciones están creciendo a una velocidad mayor de lo que crece ella. Siento que he madurado también más rápido de lo que lo hace mi entorno, que soy la única que quiere moverse e intentar hacer cosas, la única que lucha por lo que le gusta y por mejorar en ello. Últimamente me siento más rara avis, más incomprendida, más rabiosa que nunca con los que me rodean. No consigo sentirme satisfecha con nada de lo que hago ni con nada de lo que hacen los demás. Y lo que antes era una diversión para mí, ahora es algo aburrido, monótono y grotesco.
Seguramente, y digo esto plenamente convencida de ello, sea yo el problema y no los demás. Ellos practicamente siguen siendo los mismos de siempre, al igual que esta ciudad. Sin embargo yo me marco unas pautas de exigencia que difícilmente otros comparten. Para ellos es todo más fácil, y les envidio por ello. Ojala yo pudiera evitar exigirme tanto a mí y a los demás.

La fotografía se ha convertido en mi pasión, pero no veo correcto nada de lo que hago. Quizás al momento si, pero poco más tarde lo reviso y sólo encuentro fallos y la sensación de haber perdido el tiempo. Me encanta mirar el trabajo de otros, lo hago cada día, y me maravillo con muchas de las cosas que veo, pero no puedo evitar también sentirme muy poca cosa frente al arte de muchos. Tampoco es que me sienta muy respaldada por aquí, creo que J. D. es el único que se implica en esto conmigo, aunque lo hace a su manera, como es natural. Por lo demás, no veo demasiado interés en los demás, ni ningún tipo de incentivo. Me frustro por ello y por no contar con mejores medios y mejor técnica. Me frustro por todo. Eso si, la creatividad me mantiene en un permanente estado de ansiedad, no hay momento del día en el que esté relajada del todo. Ha vuelto el insomnio a mi vida, que había desaparecido cuando mi nivel creativo descendió a bajo cero, y ahora ha reaparecido virulentamente. Por las noches todas las ideas se me agolpan en el cerebro, y la ansiedad por retenerlas todas y plasmarlas se traduce en imposibilidad para dormir. Lo único en lo que pienso, y de manera obsesiva, es en crear imagenes.

Así que me parece que estoy atravesando una de esas etapas autodestructivas pero productivas de antaño, si es que siempre he de decantarme por una cosa u otra, una de cal y otra de arena. Quizás algún día consiga equilibrar trabajo con paz espiritual, pero si revisamos las biografías de los artistas que admiro, reverencio y tengo como ejemplos a imitar, lo cierto es que ninguno lo consiguió, más bien todo lo contrario. Al fin y al cabo, no hay nada más inspirador que la tristeza. Esto me pone más triste si cabe...


Les Lèvres Closes
Quizás lo mejor sea mantener los labios cerrados...

7 comentarios:

Gaueko dijo...

Bueno... quizas yo no sea nadie para contestarte a un tema tan personal, ni siquiera se si esperas respuesta... estas cosas son asi a veces, que simplemente necesitas "vomitarlas".

Pero me has recordado muchisimo a como me siento yo a veces. Lo de el entorno que parece cojer otro ritmo (o tu misma) a mi tambien me pasa... parece que todos se rian de un chiste que tu ya no pillas aunque antes te hacia mucha gracia... por lo menos a mi me pasa eso.

Y respecto al tema artistico idem, repasar lo hecho y ver algunas cosas horribles, el ataque de las musas a las tantas de la noche...

No se si hay cura para esto, pero las musas son unas cabronas (asi hablando en plata).

Saludos!!

LeBoheme dijo...

No sabes cuanto te entiendo... yo voy a dar mi primer pasito (que ya sabes cual es) contra esa lucha frustrante.

Todo se encauzará a su debido tiempo, creo que el mejor consejo que te puedo dar es que: "Canalices"
Y ya sabes por donde voy ;)

Besos!

alp dijo...

Encuentro en tus palabras cierta similitud de estados de ánimo que pasé desde que tengo uso de razón. Por suerte, se van desvaneciendo poco a poco, con sus altibajos y recaídas, pero ya no es ese sentimiento de fustración e incomprensión que tantas veces, minaban mis fuerzas. El hecho de pensar que mi ciudad natal, Vigo, se me quedaba pequeña me atormentaba bastante, sobretodo el hecho de dejar a mi familia, pero sin duda alguna venirme a Madrid es una decisión de la cual creo yo que nunca me arrepentire. ¡Esta ciudad me da fuerzas!
En cuanto a tu trabajo, a mi opinión, tienes un gran poder para transmitir a través de la imagen y mucha creatividad. :)

¡Un beso!

l i p s t i c k a dijo...

Pero esque me siento tan identificada con todo esto que escribes.
Es increíble. Esta forma en que nuestra creatividad se manifiesta. Como sale por los poros.
A mi también me quedó chica la ciudad, estoy totalmente de acuerdo contigo.
Lo bueno esque nos conocimos, así tendremos oportunidad de mostrar nuestro trabajo con más difusión y eficacia, en un futuro!!

Un fuerte abrazo y estamos en contacto Ale!!

:)

Lilouk dijo...

Bueno...ya hemos hablado de esto...y sabes que yo estoy igual en ese sentido,y si aún estoy aquí y no he volado es por que me siento atada,atrapada,por un problema que sabes perfectamente cual es...
No te frustres,no estas sola,yo siento lo mismo a diario,pero intentaremos que esto sea mejor,vernos mas a menudo, y hacer cosas productivas juntas ,y cuando venga quien tu ya sabes, tambien las haremos con ella, yo se que tambien me faltan algunos años para poder ser libre y poder decidir,pero se que cerca tengo a personas MUY valiosas, y me averguenzo de no dar el suficiente "uso" de ellas, por que tengo suerte , tengo suerte de tenerte cerca,y creeme que si no nos vemos mas es por que ando un poco perdida,pero todo cambiará,y podrás compartir con alguien tus inquietudes,
Se que vas a salir triunfadora por que estas luchando por ello,y por que tienes un gusto y un talento increibles,y eso no se aprende, pero si aun encima , te quieres superar dia a dia ... esto va a acabar transcurriendo muy bien, sin ansiedades ni nada de eso.
Ahora solo tienes una acumulaicion de ideas y sientes que tu cabeza va a explotar, pero ya verás cuando empieces a notar que poco a poco esas ides cobran vida y la cobran bien :) ... será genial... ahora estas aprendiendo,es buena señal el que mires tus trabajos y te encanten y pasados unos dias,los vuelvas a mirar y no te gusten , eso es que vas mejorando a la velocidad del rayo!

Anímate!

Un besote de tu hermana coruñesa :P

M. dijo...

Al habla la "acosadora nocturna" :)
Después de superar la vergüenza a hablarte (es increíble lo que puede hacer el Four Roses...), supero la vergüenza a comentarte, como te dije ^^

Sólo quiero decirte, una vez más, que me encanta tu trabajo. Eres una artista, no me extraña que tu ciudad se te quede pequeña :) Llegarás lejos, y espero que lo veamos todos!!

Te dejo una invitación para entrar a cotillear mi blog, que no es muy interesante, pero la cortesía manda ;)

Un saludo enorme!!! nos vemos :D

Horror Vacuii dijo...

¡Hola M!
Me alegro de que cumplieras tu promesa de pasarte por aquí y comentar. No sabes la ilusión que me producieron tus palabras el sábado, es que además fue totalmente inesperado :) Ese tipo de cosas hacen que merezca la pena seguir trabajando en hacer algo bonito.
La invitación para entrar en tu blog no me llegó, así que vuelve a enviarmela porque me gustaría bastante leerte y saber más de tí.
¡Otro enorme saludo y muchas gracias por todo!